Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
Un médico experto de IML le informará del
tratamiento más eficaz contra la celulitis.
La celulitis es un problema estético
frecuente en el sexo femenino.
Existen tratamientos muy eficaces contra la celulitis,
el médico experto de IML le informará.
La celulitis es un problema multifactorial que requiere
tratamiento personalizado en la mano del médico experto.
Los tratamientos contra la celulitis de IML
se realizan bajo control médico.
  

Cellu-shape: Tratamiento de choque contra la celulitis

IML propone su tratamiento Cellu-Shape, como un tratamiento de choque para los casos rebeldes de celulitis.

Cellu-Shape se basa en la Carboxiterapia Volumétrica que solo debe realizarse bajo control médico.

Los médicos de IML hemos comprobado a lo largo de estos últimos años cómo el efecto de la Carboxiterapia es totalmente “dosis-dependiente”. De ahí el concepto de Carboxiterapia Volumétrica: Empleando mayores cantidades de infiltración de anhídrido carbónico, la respuesta de la microcirculación local de las zonas afectas de celulitis se multiplica exponencialmente, induciendo una mejora de la textura del relieve capitoné por sesión muy superior.

Cellu-shape para eliminar la celulitis rebeldeLa mejor distribución del efecto del tratamiento que obtenemos gracias a la posterior aplicación de la Terapia Microalveolar permite asegurarnos de que el gas infiltrado alcanzará todo el territorio cuya textura queremos mejorar.

Un plus de este tratamiento es que la paciente no solo mejorará intensamente en cuanto a los problemas de piel de naranja, también experimentará la reducción de una talla como mínimo en la zona tratada.

¿Qué es la Carboxiterapia?

La Carboxiterapia es una de las mejores terapias para combatir la celulitis y la flacidez.

Consiste en la aplicación del gas Dióxido de Carbono por vía subcutánea mediante pequeñas infiltraciones en los tejidos afectos.

Las bondades de los resultados en Medicina Estética de esta terapia se encuentra en la estación de Aguas Termales de Royat (Francia), pues en la década de los 50 un grupo de médicos especialistas en cardiología observaron que los pacientes experimentaban una gran mejoría de la calidad cutánea de la zona donde se realizaba el tratamiento con CO2 a nivel subcutáneo a pacientes que sufrían distintas variables de alteraciones y problemas en la circulación sanguínea.

Su eficacia radica en que es capaz de actuar directamente sobre uno de los factores fisiopatológicos de la celulitis que es el compromiso de vascular, la afectación microcirculatoria de la zona.

La inyección de CO2, produce una mejora del intercambio gaseoso debido a que el CO2 produce una vasodilatación automática de la vascularización, reestableciendo la microcirculación, aumentando la cantidad y velocidad de flujo sanguíneo y rompiendo el círculo vicioso que se produce en los tejidos afectos.

¿Por qué combatir la celulitis rebelde con Carboxiterapia Volumétrica?

IML propone la Carboxiterapia Volumétrica porque a cantidad de gas que se insufla debajo de la piel condiciona enormemente el resultado.

A mayor cantidad introducido mayor eficacia, la eficacia se multiplica a nivel exponencial. Para ello es necesario tratar las zonas introduciendo al menos 2000 ml en la zona a tratar.

La dosis que se emplea de CO2 en procedimientos de laparoscopia para distender los órganos abdominales y facilitar la visión de los mismos es de 5 a 7 litros y esto se realiza con total seguridad. El gas carbónico pasa a la circulación y se elimina por la respiración como el CO2 que respiramos. Tarda en eliminarse 24 horas y por ello se pueden realizar hasta tres sesiones semanales separadas días alternos.

**Una sesión de Carboxiterapia en la que se introduce suficiente cantidad de gas debe durar un mínimo de 30 minutos. Si el tiempo de inyección es menor, es que se está empleando una dosis escasa.

¿Cómo se realiza Cellu-Shape?

La técnica es muy sencilla. La técnica debe ser realizada por un médico de IML o por una Diplomada en Enfermería titulada pero siempre bajo control médico.

Cellu-Shape se realiza con un equipo especialmente diseñado que permite controlar la velocidad de flujo, tiempo de inyección y monitorizar la dosis administrada. Se aplican varias inyecciones con una aguja de diámetro inferior a la de Insulina. El gas difunde rápidamente a los tejidos grasos cutáneos adyacentes. No presenta efectos secundarios, salvo un ligero y fugaz sensación de presión o escozor en la zona de aplicación y un pequeño enrojecimiento que perdura unos minutos (y que es muy buena señal de la vasodilatación que está produciendo el tratamiento). 

Con Carboxiterapiaes posible reducir una talla en la zona tratada

Cellu-shape alcanza la máxima cota de eficacia al asegurar la difusión de la Carboxiterapia Volumétrica en los planos de acúmulos grasos y celulitis combinando el tratamiento con Vacumterapia Microalveolar que trabaja a través de la tecnología MMSA (Multi Micro estimulación alvelolada que genera 1180 microestimulaciones por cada 10 cm2) mediante la creación de una presión aspirativa que se aplica a la piel a través de rodillos fenestrados que consiguen una adaptación perfecta a las microvacuolas conjuntivas (estructura alveolar de la piel).

Cada rodillo produce una fragmentación del efecto de vacío y permite emplear dos unidades funcionales de contacto que funcionan de manera conjunta para cubrir la piel de la zona en tratamiento con movimientos simétricos con una movilización más adecuada del tejido conjuntivo. Este específico masaje mejora la eficacia de la Carboxiterapia Volumétrica y se realiza a continuación de la misma.

Duración del tratamiento

La optimización de la eficacia de este tratamiento permite conseguir intensas mejorías en la piel con celulitis en 8 sesiones. Con intervalos mínimos de 3 días entre las mismas.

Una vez finalizada la sesión el paciente puede incorporarse a sus actividades de la vida cotidiana, evitando el sol las siguientes 24-48 horas.